Trump niega uso de lenguaje vulgar