Ramón Báez Figueroa ha recibido amenazas

Ramón Báez Figueroa ha recibido amenazas

Báez Figueroa y la sombra de Baninter

SANTO DOMINGO. – La figura de Ramón Báez Figueroa, exdirectivo del Banco Intercontinental S.A (Baninter), resurge en el ambiente mediático al revelar que ha sido objeto de amenazas no especificadas, transmitidas a través de su cónyuge.

Báez Figueroa, condenado a una década en prisión por un fraude que ascendió a más de 55 mil millones de pesos en detrimento de la entidad bancaria, manifestó una resignada aceptación de su destino, aludiendo a haber vivido ya una vida plena.

En diálogo con la presentadora Julissa Céspedes en el programa «Reporte Especial», el empresario declaró mantenerse económicamente a través de la herencia paterna, desmarcándose del ámbito político, un sector del que prefiere mantener distancia.

Crisis en la escena financiera

La debacle de Baninter, que en su momento ostentaba una influencia significativa en la República Dominicana, desencadenó en 2003 una crisis financiera de gran envergadura. El desfalco, que provocó el colapso del banco, trajo consigo un aumento generalizado en los precios de productos básicos y la ruina de numerosas empresas vinculadas al grupo financiero.

Más noticias:   La llamada entre Luis Abinader y Antony Blinken

La condena y la deuda imperecedera

A pesar de su condena en 2007 y su posterior libertad condicional en 2013, Báez Figueroa sostiene que la deuda original de 55 mil millones de pesos permanece inalterada. Esta afirmación surgió tras solicitar al Banco Central un estado de la liquidación de sus bienes, lo que culminó en la constatación de que la cifra deudora no ha experimentado disminución alguna.

Llamado a la justicia

El exbanquero ha instado a la Procuraduría General de la República a investigar lo que él considera un «manejo irregular» en la liquidación de los bienes de Baninter, estimando en 80 millones de dólares las irregularidades. Su petición incluye una lista de nombres que, a su juicio, deberían ser objeto de escrutinio por parte de las autoridades competentes.

Más noticias:   Regreso seguro en Semana Santa con DIGESETT

Patrimonio en disputa

Báez Figueroa exige claridad sobre el destino final de los bienes que una vez le pertenecieron y que hoy día se encuentran en manos ajenas, sin que esto se refleje en la amortización de la deuda con el Banco Central. Asegura que su interés no es recuperar dichos bienes sino asegurar que el pueblo dominicano, legítimo dueño, sea compensado adecuadamente.

Renovado impulso

El movimiento actual de Báez Figueroa hacia la acción legal y la transparencia responde a una promesa postergada, condicionada por el bienestar de sus padres, ahora fallecidos. Este nuevo capítulo se abre con la intención de rendir cuentas ante sus hijos y la ciudadanía.

Más noticias:   Abogados rechazan proyecto de Ley sobre Derecho a la Intimidad

Justicia en espera

El caso de Baninter, aún con sus capítulos concluidos, deja tras de sí un rastro de incertidumbre y reclamos pendientes. La figura de Báez Figueroa, entre la condena y la búsqueda de justicia, continúa generando eco en la sociedad dominicana, esperando una resolución definitiva que no solo esclarezca las cuentas pendientes sino que también restaure la confianza en el sistema financiero del país.

Deja una respuesta