lunes, octubre 26Noticias República Dominicana de ultima hora

Alicia Alonso muere a los 98 años, en La Habana

Alicia Alonso fue un referente del ballet clásico

alicia alonso
Alicia Alonso y Fidel Castro

LA HABANA(RT)La bailarina cubana Alicia Alonso murió este jueves a los 98 años en una hospital de La Habana, al que había ingresado horas antes debido a una importante bajada de tensión arterial.

Aquella referente del ballet clásico fue mundialmente reconocida, integrando famosas compañías.

Destacándose principalmente en EE.UU con el conjunto Ballet Theatre.

En la isla caribeña formó el grupo Ballet Alicia Alonso en 1948, que luego pasó a llamarse Ballet Nacional de Cuba.

Y comenzó a desempeñarse como coreógrafa.

Entre sus grandes hitos, se destaca que a lo largo de su carrera recibió tres operaciones de ojos.

Y en 1972 los médicos le recomendaron el retiro para conservar algo de su visión.

También te puede interesar  Boy Scouts de Estados Unidos se declara en quiebra

Lejos de ello, la artista decidió continuar perfeccionándose, a pesar de perder progresivamente la vista. 

Algunas de sus presentaciones más aclamadas fueron: ‘Pas de Quatre’, ‘Apollon Musageta’, ‘Jardin de lilas’, ‘Gala performance’, 

‘Romeo y Julieta’ y ‘Aleko’. 

Así, supo destacarse en escenarios imponentes, como el teatro Broadway, dejando su marca en la danza internacional.

¿Quién fue Alicia Alonso?

Fue hija de padres españoles, y la menor de cuatro hermanos.

Su hermana mayor, Blanca María Martínez del Hoyo, apodada «Cuca» por la familia, había nacido dos años antes,

Y también se inició en el ballet junto con Alicia.

Tuvo dos hermanos, Elizardo y Antonio.

A la edad de nueve años empezó sus estudios de ballet en la Sociedad Pro-Arte Musical, fundada con aportaciones privadas por María Teresa García Montes en La Habana, con Nikolai Yavorsky.

También te puede interesar  Aprueban juicio político contra Dilma Rousseff

Y bailó en Cuba con el nombre de Alicia Martínez.

Después de casarse con Fernando Alonso cuando tenía quince años, en Estados Unidos, cambió su apellido por el de Alonso.

Cuando llegó a la ciudad de Nueva York, estudió con Anatole Vilzak y Ludmilla Shollar en la escuela del American Ballet Theater y después con Vera Vólkova en Londres.

En Nueva York inició su carrera bailando en los musicales de Great Lady, en 1938, y Stars in your eyes, en 1939.

Fue solista en el American Ballet entre 1939 y 1940

Desde los diecinueve años, padeció de un defecto en un ojo, por lo que era parcialmente ciega.

A lo largo de su larga vida artística, tuvo como partenaires a grandes figuras masculinas de la danza que, además de ser bailarines excepcionales, también fueron atentos compañeros de escena que sabían cómo sortear las dificultades visuales de su pareja.

También te puede interesar  Inician limpieza en trenes NY ante coronavirus

Todos ellos se volvieron expertos en ayudar a Alonso a ocultar su ceguera.

Para compensar esa carencia de visión periférica y que el hecho de que apenas veía por uno de sus ojos, entrenaba a sus acompañantes para que estuvieran exactamente donde ella los necesitaba.

También hizo que los diseñadores instalaran en el escenario fuertes luces de diferentes colores a modo de guía.