¿Reforma inminente en el sector eléctrico?

Transformación del Sector Eléctrico Dominicano

En el contexto actual de la República Dominicana, la reforma del sector eléctrico se presenta como una medida no solo necesaria, sino urgente, para abordar los desafíos operativos y financieros que enfrenta.

Este análisis se basa en las recientes declaraciones del economista Jaime Aristy Escuder y del presidente Luis Abinader, quien ha prometido convocar a un gran acuerdo de unidad nacional para implementar reformas pendientes, siendo la del sector eléctrico una prioridad.

Situación actual del sector eléctrico

Según el último informe de desempeño del sector, publicado por el Ministerio de Energía y Minas, las empresas distribuidoras de electricidad se encuentran en una situación precaria tanto operativa como financieramente.

Este deterioro representa un desafío significativo para las finanzas públicas del país, ya que el gobierno se ve obligado a asignar recursos significativos, equivalentes al 1.3% del Producto Interno Bruto (PIB), para cubrir el déficit anual y evitar incrementos en las interrupciones del servicio eléctrico.

Más noticias:   Desafío en el sector eléctrico: Cómo superar el déficit millonario

El porcentaje de pérdidas totales, definido como la diferencia entre la energía comprada y la energía efectivamente facturada, ha aumentado alarmantemente. En 2023, este porcentaje alcanzó el 39.6%, superando el 37.8% del año anterior y marcando un deterioro significativo respecto al 29% registrado en 2019, antes de la pandemia de COVID-19.

Desafíos de inversión y gestión

La inversión en el sector también ha sido insuficiente. Con solo 165 millones de dólares ejecutados hasta noviembre de 2023, la inversión ha disminuido en un 45% respecto a los niveles pre-pandemia. Esta falta de inversión subraya la ineficacia en la gestión de las empresas distribuidoras, incapaces de mitigar las pérdidas operativas.

Más noticias:   Contra el bloqueo a Cuba, una vez más

A pesar de una reducción del 6.1% en el precio promedio de compra de energía en 2023, el déficit de flujo de caja superó los 1500 millones de dólares.

Esto evidencia una gestión deficiente que no ha podido adaptarse a las condiciones cambiantes del mercado ni mejorar la eficiencia en la facturación y cobro de servicios.

Hacia una Solución Sostenible

La reforma propuesta busca aumentar la capacidad de las empresas distribuidoras para facturar y cobrar efectivamente por la energía consumida. Se plantea que, mejorando la facturación y el cobro a quienes actualmente hacen uso de la energía sin contribuir al pago, sería posible eliminar el déficit del sector sin necesidad de aumentar las tarifas a los consumidores que ya cumplen con sus obligaciones.

Más noticias:   Remesas, turismo, inversión extranjera serían impactadas por coronavirus

Un futuro energético más prometedor

La urgencia de reformar el sector eléctrico dominicano es clara. Al abordar los problemas de gestión, inversión y eficiencia, se puede lograr una solución sostenible que beneficie tanto a las finanzas públicas como a los consumidores. Implementar estas reformas será crucial para garantizar la estabilidad y sostenibilidad del sector eléctrico, sentando las bases para un futuro energético más prometedor y equitativo en la República Dominicana.

0 0 votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios