martes, marzo 23Noticias República Dominicana de ultima hora

¿Por qué París y Marsella fueron declaradas zonas de alto riesgo?

Zonas de alto riesgo de coronavirus

PARIS, (Xinhua) — París y el área de Bocas del Ródano alrededor de Marsella están clasificadas como zonas de alto riesgo de infección por coronavirus, dice un decreto gubernamental publicado hoy, una acción que permite a las autoridades endurecer las normas de restricción.

“Estos son dos departamentos cuya fragilidad intrínseca es bien conocida porque éstas son áreas de densidad urbana, áreas donde hay mucho flujo de población, mucho transporte, muchos jóvenes que tienen una actividad social intensa”, dijo el director de Salud, Jerome Salomon, a la radio France Inter.

En las zonas de alto riesgo de coronavirus, las autoridades tienen el poder de imponer un confinamiento localizado limitando los viajes de personas, restringiendo el tránsito de transporte y cerrando restaurantes y bares.

También te puede interesar  Falso empleado hispano de FedEx arrestado por asaltar y robar 45 mil dólares

“También estamos monitorizando 20 departamentos más que están por encima de cierto margen de vigilancia”, dijo Salomon.

“Los indicadores son malos, las señales son preocupantes y la situación se está deteriorando semana a semana”, advirtió.

torre eiffel
Foto archivo Pixabay

Día elevado de contagios en Francia

“Cada semana hay varios cientos de personas que son ingresadas en hospitales, más de 120 en unidades de terapia intensiva”.

El jueves, las infecciones por coronavirus en Francia totalizaron 209.365, con un incremento de 2.669 en un sólo día, el más elevado desde el 27 de abril. Unos 233 grupos están bajo investigación, de ellos, 28 fueron detectados en un día, de acuerdo con datos del Ministerio de Salud.

También te puede interesar  OMS declara emergencia sanitaria internacional por coronavirus

Al reiterar la necesidad vital de respetar estrictamente las acciones de protección y el distanciamiento social, Salomon enfatizó que “el destino de la epidemia está en nuestras manos porque hoy tenemos herramientas de prevención”, en referencia al destacado incremento en la capacidad de realizar hasta 600.000 pruebas a la semana.

“Estamos bien preparados. Todas las herramientas están disponibles para evitar una segunda ola”, indicó.

“Somos nosotros los que tenemos el acelerador de la epidemia bajo nuestros pies. Podemos decidir acelerar o, todos juntos, de forma colectiva, frenar”, añadió