miércoles, febrero 8

Pandillero MS-13 sentenciado a 20 años en caso de ataque con machete

mazo de tribunal

El MS-13 es una peligrosa pandilla

DALLAS.-Un miembro de la pandilla MS-13 fue sentenciado a 20 años en una prisión federal por su papel en un brutal ataque con machete en un parque a las afueras de Dallas, Texas.

Manuel Amaya-Álvarez, de 22 años, se declaró culpable en mayo de cuatro cargos de delitos violentos en ayuda del crimen organizado (VICAR). 

La jueza de distrito estadounidense Jayne Boyle por el Distrito Norte de Texas condenó a Amaya-Álvarez el 14 de noviembre.

Según documentos judiciales, Amaya-Álvarez, un ciudadano salvadoreño en los Estados Unidos ilegalmente, admitió que pertenecía a MS-13.

Una pandilla callejera transnacional notoria y violenta

El 25 de septiembre de 2017, admitió que él y otros miembros de la pandilla MS-13 intentaron «eliminar» o matar a cuatro personas en Running Bear Park en Irving, Texas.

Más noticias:   Concejal Zaida Polanco fallece tras viajar a RD

Esa noche, la pandilla atrajo a un individuo, un hombre que percibían como un miembro rival de la pandilla, al parque con el pretexto de que querían comprar su máquina de tatuar. 

El hombre fue con otros dos y una conocida. 

Cuando llegaron, los miembros de las pandillas los atrajeron al área boscosa en la parte trasera del parque, donde los miembros adicionales de las pandillas, armados con una escopeta, machetes y palos, esperaban. 

Después de que Amaya-Álvarez y otro miembro de la pandilla, ambos sentados en un banco del parque, saludaron a las víctimas.

Investigaciones de Seguridad Nacional de la Agencia de Inmigración

Los otros miembros de la pandilla aparecieron y rodearon a las víctimas.

Más noticias:   Entregan US$1.5 millones combatir violencia en El Bronx

Obligándolas a arrodillarse en el suelo antes de robarlas.

Y atacarlas con machetes y palos, de acuerdo con documentos de la corte. 

Los tres hombres huyeron, pero la mujer no pudo escapar y fue salvajemente mutilada y dada por muerta.

Dos de los hombres también sufrieron heridas físicas graves, incluido un trauma contundente por golpes y cortes severos de un machete.

Las Investigaciones de Seguridad Nacional de la Agencia de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos y el Departamento de Policía de Irving llevaron a cabo la investigación. 

La abogada litigante Julie Finocchiaro de la Sección de Delincuencia Organizada y Pandillas del Departamento de Justicia .

Y los fiscales federales adjuntos Gary Tromblay y Sid Moody están procesando el caso.

Deja una respuesta