Operativos federales en propiedades de Sean Combs

Operativos federales en propiedades de Sean Combs

Los allanamientos a Sean Combs son realizadas por el Departamento de Seguridad Nacional

En una serie de operaciones coordinadas, agentes federales llevaron a cabo allanamientos en las residencias de Sean Combs, figura icónica del hip-hop, ubicadas en Los Ángeles y Miami. Estos procedimientos son parte de una profunda investigación criminal gestionada desde Nueva York, reveló NBC News, basándose en información de fuentes confidenciales.

Los allanamientos, ejecutados por el Departamento de Seguridad Nacional de EE. UU., se autorizaron mediante órdenes judiciales emanadas del tribunal federal de Manhattan.

Este movimiento se produce tras acusaciones contra Combs por conductas sexualmente inapropiadas. En Miami, previo a su partida hacia las Bahamas, se le confiscaron teléfonos a Combs, de 54 años.

Más noticias:   Sancionan empresa donde laboraba Paula Santana

Una fuente cercana a la situación compartió con NBC que tanto mujeres como un hombre ya han sido entrevistados en Nueva York por las autoridades federales. La investigación abarca alegaciones serias como posible tráfico sexual, agresiones sexuales, solicitud y distribución de narcóticos ilegales, y tráfico de armas de fuego vinculadas a Combs, también conocido como “Diddy”, “Puff Daddy” y “P. Didi”.

Se anticipa que tres mujeres más, referidas como «Jane Does», sean entrevistadas en el marco de esta investigación.

“Esta mañana, Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI) de Nueva York llevaron a cabo acciones policiales como parte de una investigación activa, con el apoyo de HSI Los Ángeles, HSI Miami y colaboradores locales,” declaró el Departamento de Seguridad Nacional.

Más noticias:   ¿De dónde es Young Miko?

Benjamin Brafman, abogado de Combs, aún no ha emitido comentarios al respecto

Combs ha negado previamente las acusaciones civiles en su contra. Estos allanamientos ocurren un mes después de que Rodney “Li Rod” Jones, productor musical, interpusiera una demanda en Manhattan, acusando a Combs de acoso sexual, amenazas y drogadicción.

Tyrone Blackburn, representante legal de Jones y dos mujeres que también han demandado a Combs, expresó su apreciación por los operativos federales del día. No obstante, aseguró que estos eventos no detendrán ni retrasarán las acciones de sus clientes por obtener justicia contra la empresa RICO de Combs.

Douglas Wigdor, abogado de Casandra Ventura y de una «Jane Doe» implicada en la investigación federal, respaldó las acciones legales contra aquellos que infringen la ley, con la esperanza de que este sea el inicio de un proceso que responsabilice a Combs por sus acciones.

Más noticias:   Surun en desacuerdo con creación Ministerio de Justicia

Las demandas presentadas contra Combs incluyen graves acusaciones de violencia y abuso sexual, destacando la de Ventura, quien alega haber sido víctima de violación y tráfico sexual por parte de Combs, entre otros cargos graves presentados por distintas demandantes.

Este conjunto de acusaciones y acciones legales subraya la gravedad de las investigaciones en curso y el esfuerzo por esclarecer la verdad detrás de las alegaciones contra Sean Combs.

Deja una respuesta