Nueva York: Sigue grave taxista dominicano baleado

Nueva York: Sigue grave taxista dominicano baleado en la cabeza

El taxista dominicano Roberto Castillo fue baleado en la cabeza

Miguel Cruz Tejada
NUEVA YORK._ El taxista dominicano Roberto Castillo de 37 años de edad, que fue baleado en la cabeza por un tirador que lo confundió con un pasajero con el que había discutido, sigue grave y conectado a una máquina de respiración artificial en el hospital Elmhurst de Queens.

Nueva York: Sigue grave taxista dominicano baleado en la cabezaCastillo, quien no tenía licencia como taxista de la Comisión de Taxis y Limosinas (TLC), para manejar un taxi en la ciudad, se debate entre la vida y la muerte, aunque su esposa Evelyn Castillo y los médicos, dijeron que su se mantiene estable dentro de la gravedad.

Más noticias:   Apresan 4 con armas, drogas y tarjetas falsificadas en Brooklyn

Entre tanto, la policía ha activado una agresiva cacería en todos los condados y estados cercanos a Nueva York, para tratar de dar con la captura del tirador no identificado.

La Policía de Nueva York realiza arrestos

Tampoco se han hecho arrestos en relación al sangriento incidente, ocurrido el viernes frente a la discoteca “Purlieu” situada en el vecindario de Astoria (Queens). La familia del taxista dominicano, declaró entre sollozos, totalmente devastada,

«La familia está realmente devastada», dijo Evelyn Castillo, hermana del chofer. «Estamos realmente sorprendidos, no esperábamos esto, y el que es responsable sólo queremos que vengan hacia adelante y se entregue a la policía, eso es todo. Sólo quiero que mi hermano esté mejor»., añadió Evelyn.

Más noticias:   Desprendimiento estructura rocosa deja un muerto en Brasil

Isabel Echavarría, una prima de Castillo, dijo que “es un hijo, un primo, un padre, y un amigo. Por favor, entrégate”. Añadió la prima que “él sólo estaba tratando de hacer una vida. No es justo. Sus niñas están muy devastadas, especialmente la de 8 años de edad. Su padre es juguetón y amoroso, no creo que es justo para ellos». La segunda hija de Castillo tiene 12 años.

El portavoz de la Federación de Taxistas del Estado de Nueva York, Fernando Mateo, estuvo junto a la familia en la rueda de presa. «Este hombre estaba allí trabajando, tratando de ganarse la vida para mantener a su familia y lo que le sucedió no fue justo ni correcto», dijo Mateo.

Deja una respuesta