Muere la leyenda del boxeo: Muhammad Ali

El exdeportista Muhammad Ali estaba siendo atendido por problemas respiratorios en un hospital de Phoenix, Arizona

Muere la leyenda del boxeo: Muhammad Ali ARIZONA(VOA)El legendario excampeón mundial de los pesos pesados, el estadounidense Muhammad Ali, falleció a los 74 años de edad.

El mundo está de luto con la partida del legendario excampeón mundial de los pesos pesados, Muhammad Ali.  El boxeador falleció a los 74 años de edad, después de ser atendido por problemas respiratorios en un hospital de Phoenix, Arizona.

«Después de 32 años de luchar contra la enfermedad de Parkinson, el excampeón mundial murió a la edad de 74 años», dijo su portavoz, Bob Gunnell.

Muhammad Ali, nació en Louisville, Kentucky, en enero de 1942, a los 12 años ya era asistía a los gimnasios de boxeo. A los 18 ganó medalla de oro en los Olímpicos de Roma en 1960 y a los 22 ya era campeón mundial.  En 1967, decide dejar su nombre, Cassius Clay, y acoge el asignado por un líder del Islam.

Más noticias:   Dominicanos Alto Manhattan residen en comunidad judía muestran preocupación

Ante su negativa a incorporarse a las Fuerzas Armadas de Estados Unidos en plena guerra del Vietnam, había perdido sus títulos pese a ostentar un récord de 29 peleas sin derrota, 22 de ellas por nocaut.

Fue un boxeador estadounidense. Fue considerado el mejor de todos los tiempos, o uno de los más destacados. Fue una figura social de enorme influencia en su generación, en la política y en las luchas sociales o humanitarias a favor de los afrodescendientes y del islam.

Se caracterizó por su estilo de boxeo alejado de la técnica tradicional, aunque era un conocedor del deporte y de sus contrincantes. Fue dirigido la mayor parte de su carrera por el entrenador Angelo Dundee, y sostuvo memorables combates contra los más renombrados pugilistas de su tiempo, como Sonny Liston, Joe Frazier, George Foreman y Ken Norton. Seis de sus peleas han sido consideradas como las mejores del año por la revista The Ring. Vertía notorias opiniones irreverentes sobre sus oponentes, como acertados pronósticos de sus contiendas.

Deja una respuesta