Miguel Vargas se recupera de mareo en Te Deum

Miguel Vargas se recupera de mareo en Te Deum

Miguel Vargas fue a la catedral tras ser nombrado nuevo ministro de Relaciones Exteriores

Miguel Vargas se recupera de mareo en Te DeumSANTO DOMINGO.-El nuevo ministro de Relaciones Exteriores y presidente del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), ingeniero Miguel Vargas se desmayó la tarde de este martes mientras participaba en el Te Deum por el 153 aniversario del inicio de la Guerra de Restauración, en la Catedral Primada de América.

Familiares de Vargas informaron que el funcionario se encuentra fuera de peligro y recuperándose del pequeño mareo que le produjo un desmayo.

Se explica en una breve nota enviada por el PRD, que el político se encuentra en compañía de su esposa Angelita García, sus hijos y más cercanos colaboradores “recibiendo los cuidados médicos correspondientes”. Tras el desmayo, Miguel Vargas  fue sacado de la iglesia cargado por personas que le acompañaban y miembros de la seguridad del presidente, Danilo Medina.

Más noticias:   ADP considera error total auditoria educación excluye profesores

Danilo Medina, Candida Montilla y Margarita en Te Deum

El presidente Danilo Medina Sánchez, la Primera Dama, Cándida Montilla de Medina y la vicepresidenta Margarita Cedeño de Fernández, asistieron al Te Deum con motivo del 153 aniversario de la Restauración.

El oficio religioso, celebrado en la Catedral Primada de América inició con la llegada del jefe de Estado y sus acompañantes, así como de delegaciones especiales invitadas a las actividades oficiales de la juramentación del gobernante dominicano.

A su llegada a la Catedral, tanto el presidente como la vicepresidenta recibieron los honores militares correspondientes a su investidura, por un batallón del Primer Regimiento de la Guardia Presidencial.

Más noticias:   Desmantelan presunta banda de sicarios en el sector Honduras

El Te Deum fue oficiado por el reverendo padre Nelson Rafael Clark Vásquez, delegado por el cardenal Nicolás de Jesús Cardenal López Rodríguez.

Deja una respuesta