domingo, agosto 9Noticias República Dominicana de ultima hora

Migrantes narran experiencias casi mortales

Migrantes narran experiencias casi mortales LAGOS, Nigeria- Mientras el mundo lucha para manejar la peor crisis de migrantes de Europa, más de 3500 personas han muerto en su intento de cruzar el mar Mediterráneo en 2016.

Mientras los titulares informan las estadísticas de migrantes que se sentencian a sí mismos a muerte en la búsqueda de mejores oportunidades económicas en Europa, los relatos personales y perturbadores de quienes emprenden estas travesías a menudo no son contados.

La Sinagoga, Iglesia de Todas las Naciones (SCOAN), una iglesia con sede en Lagos, ha estado ayudando continuamente a deportados que, tras hacer estos deplorables viajes, visitan la iglesia en necesidad de apoyo financiero y psicológico.

El domingo 16 de octubre del 2016, un grupo de migrantes nigerianos deportados desde Libia revelaron tremendos detalles de las circunstancias inhumanas que encontraron en sus viajes para ingresar a Europa por el norte de África y a través del Mediterráneo.

También te puede interesar  Hieren a balazos hombre por un parqueo área El Bronx

Tracy Stephen, de 23 años, procedente del estado de Edo, Nigeria, habló entre lágrimas en nombre del grupo de 52 personas en la SCOAN durante una transmisión en vivo por Emmanuel TV. La joven recordó horrorosos detalles de torturas, abusos y hambre, que incluyeron beber agua de un pozo con un cadáver en su interior, haberse casi sofocado escondidos en un camión, cubiertos por sandías a modo de camuflaje, y ver a adolescentes ser violadas a punta de pistola por sus traficantes.

Con suerte por estar viva, su intento de llegar a Italia casi resultó fatal cuando la sobrecargada balsa inflable en la que se había embarcado quedó sin combustible. «No había ningún chaleco salvavidas, y ninguno sabía nadar», dijo, y agregó que entre las 140 personas hacinadas a bordo había bebés y niños.

También te puede interesar  Coronel PN mata joven en Hato Mayor

Rescatada finalmente por la Guardia Costera de Libia, fue encarcelada por tres meses antes de ser repatriada a Nigeria a través de la intervención de la Organización Internacional para las Migraciones (International Organization for Migration, IOM), quienes posteriormente proporcionaron un vehículo para llevar a los deportados a La SCOAN, en reconocimiento de los esfuerzos humanitarios de la iglesia.

El relato de Stephen fue una de las perturbadoras historias que se contaron, entre ellas las de una señora cuyos dos niños tuvieron que beber su orina para sobrevivir. Mientras los asistentes y espectadores de Emmanuel TV quedaban conmocionados al escuchar estos horrendos relatos, T.B. Joshua advirtió a quienes estuvieran a punto de emprender travesías similares. «Lo lograrás donde Dios quiera que logres, no donde tú quieras lograrlo o el lugar que tú admires», aconsejó.

También te puede interesar  Cómo combatirán el asma en alto Manhattan, Nueva York

En apoyo de los oprimidos deportados, T.B. Joshua entregó donaciones por un total de N10.000.000 (US$33.000); cada uno de los integrantes del grupo recibió N150.000 (US$500) junto con dos bolsas de arroz para «empezar de nuevo sus vidas».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *