jueves, diciembre 3Noticias República Dominicana de ultima hora

Más de 36 millones sin empleo en EE.UU.

Los latinos llevan la peor parte

WASHINGTON; Casi 3 millones de personas presentaron solicitudes de subsidio por desempleo en Estados Unidos en la semana que terminó el 9 de mayo.

La crisis por la pandemia ha dejado a 36 millones 800 mil estadounidenses sin trabajo,

Los latinos han llevado la peor parte de esta crisis laboral, con el agravante de que un amplio segmento de la población hispana trabaja en empleos con salarios bajos y viven ‘cheque a cheque’ todos los meses.

La cifra de los pedidos de desempleo fue de 2 millones 981 mil, aunque representó un declive de 195,000 frente al total de la semana previa.

También te puede interesar  Aeropuerto Cibao pionero en producción energía limpia

La debacle por la pérdida de empleo no se veía desde la Gran Depresión, por el cierre de comercios, tiendas minoristas y restaurantes que mueven buena parte del sector de los servicios, uno de los pilares de la mayor economía del mundo.

angustia
Foto cortesía Manuel Álvarez, Pixabay

Crisis del sector laboral

El impacto de la crisis en el sector laboral también abarca otras industrias más allá de las relacionadas con los servicios, que mueven el 70% de la economía estadounidense.

Eso, a su vez, generaría que sea más difícil recuperar esos puestos de trabajo aún con las reaperturas graduales de partes del país y que la economía retome la senda de crecimiento rápidamente.

También te puede interesar  27 gobernadoras fueron juramentadas

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, ha advertido de que se necesitan más apoyos fiscales para la recuperación

Alertó que “La crisis del coronavirus presenta preocupaciones a largo plazo”

Agrega que el panorama muestra recesiones profundas y prolongadas que pueden dejar un daño duradero a la capacidad productiva de la economía,

Powell precisó que la situación empujaría a los hogares y negocios a la quiebra, y que los altos niveles de desempleo por mucho tiempo deprimirían los salarios y aumentarían el endeudamiento de las familias.