Inicia temporada ciclónica en Cuba con pronóstico normal

Inicia temporada ciclónica en Cuba con pronóstico normal

Inicio de la temporada ciclónica en Cuba: Pronóstico moderado

LA HABANA, 1 jun (Xinhua) — Cuba enfrenta desde este jueves la temporada ciclónica anual, con el pronóstico de que sea un periodo de normal a poco activo, en el que se espera la formación de once ciclones tropicales, de los que cinco podrían alcanzar la categoría de huracán.

Once ciclones tropicales esperados en la temporada


De acuerdo con el Instituto de Meteorología de Cuba (Insmet), hasta el 30 de noviembre, siete de los ciclones se desarrollarán en el área oceánica del Atlántico, dos en el mar Caribe y otros dos en el Golfo de México.


Las probabilidades de que se origine e intensifique al menos uno en el Caribe, y de que otro de procedencia atlántica penetre en esa zona, son del 45 y 40 por ciento respectivamente, lo que los meteorólogos consideran como moderadas.

Distribución geográfica de los ciclones según el Insmet


El peligro de que Cuba sea alcanzada por al menos un ciclón tropical con categoría de huracán también es moderado, con un 35 por ciento de posibilidades, según estimaciones del Centro de Pronósticos del Insmet, uno de los pocos de la región que hace los vaticinios con una metodología propia desde 1996.

Más noticias:   Biden condena "insurrección" en Capitolio de EEUU


Los meteorólogos cubanos insistieron en la necesidad de estar preparados y mantenerse en alerta ante cualquier fenómeno de esa naturaleza, aun cuando la temporada se pronostique como normal o poco activa, pues no se manifiesta una con características similares desde 2015.

El Atlántico, el Mar Caribe y el Golfo de México en el punto de mira


El pronóstico señaló que, de enero a marzo pasados, la temperatura superficial del mar resultó más cálida de lo normal en la franja tropical del Atlántico Norte y el mar Caribe.


Esa situación puede mantenerse durante la temporada ciclónica y sería favorable para la formación y desarrollo de los ciclones en la cuenca atlántica.

Probabilidades de intensificación y penetración de los ciclones


También se ha observado un notable incremento en los valores de la temperatura superficial del mar en el Pacífico ecuatorial oriental.

Más noticias:   Aporte del Canal de Panamá a Tesoro Nacional aumenta 2 por ciento


Los expertos cubanos tuvieron en cuenta que los indicadores oceánicos y atmosféricos durante el primer trimestre del año transitaron de condiciones impuestas por el evento La Niña-Oscilación del Sur (AENOS) a condiciones neutrales en el Pacífico ecuatorial oriental.

Transición de condiciones La Niña-Oscilación del sur a neutrales y posible ENOS


Los modelos de pronóstico estipulan la persistencia de la neutralidad, con una alta posibilidad de desarrollo del El Niño-Oscilación del Sur (ENOS) durante la segunda mitad del año, por lo que el 1 de agosto se emitirá una actualización de los vaticinios.


No obstante, la mayor incertidumbre para esta temporada radica en la intensidad que será capaz de alcanzar ENOS, con una circulación atmosférica de entre 10 y 12 kilómetros de altura, lo cual sería un factor limitante en la actividad ciclónica tropical.

Nombres asignados a los ciclones de la temporada por la Organización Meteorológica Mundial


La parte más activa de la temporada ciclónica ocurre entre mediados de agosto y finales de octubre.
La Organización Meteorológica Mundial decidió que en la actual temporada los ciclones llevarán los nombres de Arlene, Bret, Cindy, Don, Emily, Franklin, Gert, Harold, Idalia, Jose, Katia, Lee, Margot, Nigel, Ophelia, Philippe, Rina, Sean, Tammy, Vince y Whitney.

Más noticias:   Honduras está en alerta por repunte de dengue


Durante 2022 se formaron en la zona 14 ciclones tropicales, aunque solo ocho alcanzaron la categoría de huracanes: Danielle, Earl, Fiona, Ian, Julia, Lisa, Martin y Nicole.


De esos huracanes, Fiona llegó a ser de gran intensidad, azotando el Caribe Oriental en septiembre. Y, a finales de ese mismo mes, Ian dejó también dos muertos y cuantiosos daños materiales en Cuba.


No obstante, ninguno de esos organismos tropicales alcanzó la categoría máxima de 5 en la Escala Saffir-Simpson, aunque Ian tuvo vientos máximos sostenidos de 250 kilómetros por hora, además de una presión central de 936 hectopascales.


Un ciclón tropical es un sistema de baja presión formado en los océanos, acompañado de una amplia área de nublados, con lluvias, chubascos y tormentas eléctricas, que tiene asociada una circulación superficial de los vientos.

Deja una respuesta