Iglesia preocupada por violencia afecta RD

Camino iglesia

La Iglesia católica lo expresa a través del editorial del semanario Camino

SANTIAGO.- El Arzobispado de esta demarcación asegura que la Cuaresma que comenzó el pasado miércoles, encuentra al país envuelto en tantos actos de ­violencia que da grima, al tiempo de considerar que es un tiempo oportuno para que los dominicanos den un rumbo nuevo a sus vidas.

“Es un llamado para revisar nuestro comportamiento a nivel personal y comunitario”, sostiene la institución religiosa, a través del editorial del próximo domingo del semanario Camino, su medio escrito de difusión, titulado “La violencia nos arropa”.   

La Iglesia pide buscar correctivos


Subraya que la violencia persiste en el país porque se ha perdido el respeto a la vida; que la ­convivencia fraterna se ha roto y que una simple discusión por el roce de dos vehículos termina en muertes.

Más noticias:   Ansiedad continúa afectando a la población

Camino aprovecha la ocasión para emitir su punto de vista sobre la expansión del sicariato en República Dominicana, considerando que va echando raíces en una sociedad que no conocía estas acciones diabólicas, lo que dice es un mal signo.


Por todo esto, el vocero escrito del Arzobispado santiaguero plantea aprovechar este tiempo de Cuaresma “para buscar los correctivos urgentes que frenen esta tendencia de odio que va en escala ascendente”.

Tiempo de Cuaresma en la Iglesia católica

Camino

De igual manera, pide a la ciudadanía tener cuidado “si nos volvemos indiferentes frente a estos hechos que están arriesgando la paz social”.
Dice esperar que las palabras del papa Francisco, en su mensaje para esta Cuaresma “nos ayuden a transformar los signos de muerte que ­estamos observando en estos días, en hechos de vida y esperanza”.

Más noticias:   Niegan permanencia en EEUU a niña RD con leucemia linfoblástica infantil


En esta ocasión, el Sumo Pontífice recordó que “en la Cuaresma, estemos más atentos a decir palabras de aliento, que reconfortan, que fortalecen, que consuelen, que estimulan, en lugar de palabras que humillan, que entristecen, que irritan, que desprecian”.