Formadores de opinión pública, deben cuidarse