El VIN y el número de motor: ¿Son realmente lo mismo?