Camino: «Ni un muerto más»

Camino iglesia

El semanario Camino se hace eco de un informe sobre seguridad vial

Camino: "Ni un muerto más"SANTIAGO.- A propósito del accidente de tránsito ocurrido la noche del sábado en la carretera que enlaza los municipios de Sánchez y Samaná, donde fallecieron 16 personas, el semanario Camino dice que es triste observar cómo calles, autopistas y carreteras del país son permanentes escenarios de tragedia.

El vocero escrito del Arzobispado de esa arquidiócesis, en su editorial de la edición del próximo domingo titulado “Ni un muerto más”, indica que se trata de una realidad que merece enfrentarse de inmediato.

El semanario se hace eco de un informe sobre seguridad vial de la Organización Mundial de la Salud, que da a conocer que en el país se registran anualmente 29.3 muertes por cada mil habitantes, cifra que Camino califica de alarmante.

Más noticias:   Se eleva a 15 el número de provincias afectadas por peste

Peligros en calles, caminos y carreteras

El arzobispado se pregunta cómo es posible que viajar por calles, avenidas, autopistas y carreteras en el país se convierta en un peligro inminente y el encuentro más cercano con la eternidad.

Camino resalta el dolor y tristeza que acumulan las familias “que llorarán por siempre a su padre, amigo o hermano, idos a destiempo”, por lo que recomienda atacar las causas que originan esa realidad, comenzando con una campaña educativa para prevenir accidentes, en la que se involucren todos los sectores de la vida nacional.

Al tiempo de considerar que no se puede continuar con la indiferencia ante una realidad tan desgarradora, agrega que el desorden en el tránsito no puede continuar, en el entendido de que se trata de un reflejo fiel de cómo anda la sociedad dominicana.

Más noticias:   Gobierno y médicos acuerdan mesa de trabajo

Subraya que en el país se ha perdido el respeto por la vida, por lo que estima que la violación de la luz roja del semáforo “es ya una rutina para muchos choferes y conductores”.

Aconseja a las autoridades buscar la manera de cambiar la conducta de quienes manejan camiones y patanas a una velocidad temeraria, así como de guaguas “a las que el pueblo ha bautizado como voladoras, porque van por los aires, sin importar las consecuencias”.

Precisa que el país no es una selva y que llegó el momento de frenar el caos. “Hay que aplicar medidas contra los choferes y conductores que piensan que tienen licencia para matar”.

0 0 votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios