jueves, mayo 28Noticias República Dominicana de ultima hora

Arzobispo Bretón dice impunidad y corrupción hieren corazón patria

Bretón encabezó un Te Deum

SANTIAGO.- Monseñor Freddy Bretón, arzobispo de la arquidiócesis de esta ciudad, consideró que la corrupción y la impunidad tocan y hieren el corazón de la patria.

Arzobispo Bretón dice impunidad y corrupción hieren corazón patria
Monseñor Freddy Bretón, arzobispo de la arquidiócesis Santiago

Y que en la medida en que decae la condición de ser humano de cada dominicano, también ocurre en el corazón de la patria, por lo que estimó que el pasado y las efemérides son un desafío a la conciencia nacional.

Dijo que cada uno debe hacer una revisión para saber si es merecedor de la sangre y el sacrificio de los mártires “porque si no estamos haciendo una gran payasada, si lo que estamos haciendo es celebrando por celebrar”.

Monseñor Bretón habló sobre ese y otros temas la mañana de este miércoles, al pronunciar la homilía en el Te Deum que, con motivo del aniversario 154 de la Restauración de la República, fue oficiado en la Catedral Santiago Apóstol el Mayor, de aquí.

Indicó que realmente celebra a la patria el obrero serio en su trabajo, el empresario responsable, que respeta la justicia de sus subalternos, en el ejército por igual, del profesor que se esmera al impartir docencia, el alumno que siente crecerse la patria cuando siente que crece en sus conocimientos y dignidad.

“Esos están celebrando la patria, porque de ponerse un escudo o una bandera en la solapa del saco cualquiera lo hace, pero la bandera es la que construye el sacrificio de cada ciudadano en particular, que tiene como compromiso hacer crecer a la patria”, agregó.

Fuertes criticas

Monseñor Bretón indicó que si llegara a ser así “tendríamos una patria mucho más grande, más limpia, ahora que se habla tanto de corrupción e impunidad, precisando que esos son temas “que tocan y hasta hieren el corazón de la patria”.

Al arzobispo santiaguero criticó que algunos dominicanos se regodeen al asegurar que se tratan de acontecimientos insignificantes y rutinarios.

“A cada ciudadano en particular nos desafía tener que celebrar el 27 de febrero y 16 de agosto y eso no es un disparate más, sino un desafío más para calibrar nuestra condición de ciudadano y de personas llenas de amor a la patria”, agregó.

Tras estimar que la patria somos todos, el prelado estimó que esta se nutre “de cada uno de nosotros” y que en la medida en que decaiga la condición humana de los dominicanos “en esa misma medida decae la patria”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *