Condenan miembro de banda mexicana de tráfico sexual

Condenan miembro de banda mexicana de tráfico sexual

Raul Granados-Rendon fue condenado a 8 años de prisión

Condenan miembro de banda mexicana de tráfico sexual

Raul Granados-Rendon

Nueva York: Raul Granados-Rendon, miembro de una red de tráfico sexual familiar con sede en Tenancingo, Tlaxcala, México, fue sentenciado el lunes en la Oficina del Fiscal Federal para el Distrito Este de Nueva York (EDNY) a ocho años de prisión.

De conformidad con una investigación realizada agentes de Seguridad Nacional (HSI) de los Estados Unidos de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) en Nueva York, Granados-Rendon se declaró culpable en diciembre de 2017 de traficar a jóvenes mexicanas a Estados Unidos y obligarlas a prostituirse.

Como parte de su sentencia, el acusado recibió la orden de pagar US$1,305,393.80 en restitución a Jane Doe.

Más noticias:   Taxista se suicida en Santiago

Obligadas a prostituirse

«Las víctimas de este hombre fueron obligadas a prostituirse después de ser atraídas a los Estados Unidos con falsas promesas y luego ser amenazadas, golpeadas y asaltadas sexualmente», dijo Angel M. Meléndez, agente especial a cargo de HSI New York

Desde octubre de 1998 hasta diciembre de 2011, Raul Granados-Rendon, de 31 años, participó en una conspiración de tráfico sexual con otros miembros de la familia Granados.

Para contrabandear a numerosas mujeres jóvenes de México a Nueva York y obligarlas a trabajar como prostitutas en la ciudad de Nueva York y en otras partes.

Los miembros masculinos de la conspiración usaron falsas promesas de romance y matrimonio para atraer a las víctimas a las relaciones y convencerlos de que viajen a los Estados Unidos.

Más noticias:   Lucha política entre dominicanos NYC en primarias demócratas

Para ganar dinero y poder construir sus propios hogares en México.

Una vez en los Estados Unidos, las víctimas fueron objeto de violencia, amenazas y agresiones sexuales por parte de los acusados

Raul Granados-Rendon ordenó a una de sus víctimas que enseñara a otra víctima, «Jane Doe», a cómo prostituirse.

Cuando Jane Doe no generó tantos ingresos como otras víctimas de la familia Granados, el acusado la maltrató físicamente.

Arrastrándola por su cabello hacia un baño y forzando su cabeza a un lavabo.

El acusado también ayudó a transportar a otra víctima de regreso a México después de que su hermano la impregnó y fracasó en sus esfuerzos para inducir un aborto.

Deja una respuesta