Aumento de la deuda pública: ¿Hacia dónde nos conduce?

Aumento de la deuda pública: ¿Hacia dónde nos conduce?

La escalada de la deuda pública dominicana, con un incremento promedio de US$6 mil millones al año, ha desatado una ola de preocupaciones. Sin embargo, según el economista Magín Díaz, el gobierno no es el único responsable de esta situación.

El creciente déficit fiscal dominicano

Díaz, antiguo titular de la Dirección General de Impuestos Internos, resalta que el déficit fiscal en República Dominicana alcanza el 3% del PIB, lo que equivale a unos 200 mil millones de pesos al año. Este déficit surge porque el gasto público ronda entre el 17 y 18% del PIB, frente a unos ingresos tributarios de apenas el 14 y 15%. Esta brecha constante entre ingresos y gastos genera un déficit fiscal que, en las últimas décadas, ha sido cubierto mediante préstamos, generando un aumento exponencial de la deuda pública.

El desafío de equilibrar el gasto gubernamental

Díaz sugiere que la discusión pertinente no debería centrarse en si la carga tributaria es baja o alta, sino en cómo equilibrar el gasto gubernamental con los ingresos. El desafío radica en garantizar la salud macroeconómica del país, especialmente considerando que la deuda seguirá creciendo si persiste el déficit.

Las implicaciones de un estado en deuda

«El tamaño actual del Estado representa el 18% del PIB. Si los ingresos son solo el 15%, hay un problema», advierte Díaz. Este déficit no es exclusivo de un partido político o de un presidente, sino que es una problemática estructural que ha durado más de 20 años. La cuestión central es que los ingresos del gobierno no son suficientes para cubrir sus gastos, lo que obliga al endeudamiento.

La necesidad de reforma fiscal

Díaz enfatiza la necesidad de implementar una reforma tributaria. Aunque prevé que será «la más difícil de nuestra historia», insiste en que la alternativa, es decir, no realizar ninguna reforma y desembocar en una crisis macroeconómica, es un escenario peor.

Más noticias:   Falcondo impulsa el emprendimiento sostenible en Monseñor Nouel

¿Por qué el gobierno no puede ser criticado por endeudarse?

El experto plantea que es injusto criticar al gobierno por endeudarse. Como explica, un déficit se financia con endeudamiento, ya sea público o privado. Como ejemplo, menciona que en 2021 toda la nación aplaudió cuando el presidente Luis Abinader decidió no implementar un aumento de impuestos.

¿Reducir el gasto público es la solución?

Díaz cuestiona la idea de que reducir el gasto público sea la respuesta al déficit. «¿Vamos a reducir el gasto en educación? No creo. ¿En salud, en un momento donde después del COVID-19 hay más demanda? ¿En la policía, cuando la ciudadanía exige más seguridad? ¿En infraestructura, que ya es baja?», reflexiona.

La calidad de la gestión macroeconómica del gobierno

A pesar de los problemas que el gobierno ha enfrentado, Díaz considera que su manejo macroeeconómico ha sido «bastante decente», teniendo en cuenta las circunstancias. Pese a los desafíos, ha logrado mantener estable el tipo de cambio, la inflación y las reservas internacionales.

¿Qué podemos esperar?

Díaz concluye con una advertencia: aunque la deuda pública parece ser una solución a corto plazo, eventualmente puede llevar a una crisis económica si no se maneja adecuadamente. El economista insiste en la necesidad de una reforma fiscal y sugiere un enfoque pragmático para balancear los ingresos y los gastos del gobierno.

«A menos que cambiemos nuestro patrón de conducta, vamos a tener un problema», advierte Díaz. Asegura que la deuda pública no es sostenible a largo plazo, especialmente si se mantiene la tendencia de aumentar el déficit fiscal sin aumentar los ingresos.

Más noticias:   Caen por quinta semana consecutiva los precios de los combustibles

El llamado a la acción

La visión de Díaz sobre el problema de la deuda pública dominicana es clara. La situación actual es insostenible y requiere de cambios fundamentales en la estructura fiscal del país. Su llamado a la acción se centra en un enfoque pragmático y responsable para equilibrar el presupuesto del gobierno, lo cual implica tanto una reforma fiscal como un manejo prudente de los gastos.

En resumen, el economista Magín Díaz ofrece un análisis lúcido del problema de la deuda pública en la República Dominicana. Reconoce los desafíos de la situación actual, pero también resalta las oportunidades para el cambio y el crecimiento sostenible. La cuestión es si la sociedad dominicana y sus líderes están dispuestos a tomar las medidas necesarias.

El Verdadero peso de la deuda

Además, Díaz plantea la crucial cuestión de cómo el peso de la deuda pública afecta la inversión pública. Señala que para lidiar con el déficit, la administración actual ha reducido la inversión pública de un 4% y 3% del PIB durante los gobiernos de Leonel Fernández y Danilo Medina, respectivamente, a solo un 2%. Tal nivel de inversión pública es insostenible a largo plazo y tiene un impacto directo en el desarrollo de la infraestructura y los servicios públicos del país.

La necesidad de una nueva perspectiva

Díaz desafía la visión tradicional de que la solución al déficit público es simplemente reducir el gasto. Argumenta que, en una sociedad en desarrollo como la dominicana, donde la demanda de servicios públicos está en aumento, no es realista esperar que la reducción del gasto sea una solución viable. En su lugar, aboga por mejorar la calidad del gasto y buscar nuevas formas de financiación.

Más noticias:   Subsidio de RD$50 millones para productores avícolas

Desafío de la sostenibilidad

El análisis de Díaz concluye con una advertencia: la deuda pública, si se deja desatendida, puede llevar a una grave crisis económica. Para evitar tal escenario, la República Dominicana debe enfrentarse a la realidad de su situación fiscal y buscar soluciones sostenibles. Esto incluye tanto la reforma fiscal como la adopción de prácticas de gasto más eficientes y eficaces.

Preguntas Frecuentes sobre deuda pública

¿Qué es la deuda pública?

La deuda pública es el monto total que el gobierno de un país debe a sus acreedores. Puede ser tanto deuda interna (debida a acreedores dentro del país) como deuda externa (debida a acreedores extranjeros).

¿Por qué la deuda pública es un problema?

Si bien la deuda pública puede ser una herramienta útil para financiar el desarrollo económico, también puede convertirse en un problema si se vuelve insostenible. Una deuda alta puede limitar la capacidad de un gobierno para invertir en infraestructura y servicios públicos, y puede llevar a una crisis económica si los acreedores pierden la confianza en la capacidad del país para pagar.

¿Cómo se puede solucionar el problema de la deuda pública?

Hay varias formas de abordar el problema de la deuda pública. Estos pueden incluir la implementación de reformas fiscales para aumentar los ingresos del gobierno, la reducción del gasto gubernamental, y la reestructuración de la deuda existente. Sin embargo, la solución más efectiva a largo plazo es probablemente una combinación de estas estrategias.


Deja una respuesta