Arzobispo Santiago cataloga aborto como “una masacre al inocente”