viernes, abril 2Noticias República Dominicana de ultima hora

Arzobispado pide dejar atrás los signos de muerte

El Arzobispado de Santiago espera un antes y un después en el país

SANTIAGO.- El Arzobispado de esta demarcación aboga porque el Domingo de Resurrección marque un antes y un después en el país, a fin de que permita dejar atrás los signos de muerte que, de acuerdo a su consideración, amenazan con destruir los cimientos de una sociedad establecida en valores.


La propuesta aparecerá contenida en el editorial del semanario Camino, medio escrito del Arzobispado santiaguero correspondiente al próximo domingo, titulado “Nuestro pueblo necesita resurrección”.

Al tiempo de precisar que Cristo representa la vida, el órgano religioso precisa que la población dominicana  no puede continuar pasivos “ante la violación constante del mandato divino de no matarás”.

También te puede interesar  Merenguera María Díaz con ligera mejoría

Camino no halla justificación para que en el país cada día aumenten los actos de violencia en todas sus manifestaciones. “Ahí tenemos los escalofriantes hechos de feminicidios, y una lista larga de acciones perturbadoras de la paz”.

República Dominicana es un pueblo mayoritariamente cristiano

arzobispado de santiago


Recuerda que República Dominicana es un pueblo mayoritariamente cristiano y tal condición se tiene que demostrar  actuando bien “haciendo la diferencia frente aquellos que hace tiempo perdie­ron la fe en que es posible un mundo cada vez mejor”.


Por eso, el vocero escrito del Arzobispado local aboga porque “Cristo resucitado ilumine nuestros pasos, y nos dé las fuerzas necesarias para continuar su obra redentora”.

También te puede interesar  Luis Abinader critica incremento endeudamiento externo

Camino aprovecha la ocasión de lo expresado por el papa Francisco, quien pidió a Jesús conceder conceda esperanza a todos los pobres, a quienes viven en las periferias, a los prófugos, y a los que no tienen un hogar.

En esa oportunidad, El Sumo Pontífice estimó que “estos hermanos y hermanas más débiles que habitan en las ciudades y las periferias de cada rincón del mundo, no se sientan solos”.


”La tarea que nos toca para hacer realidad este anhelo del Papa es grande, pero vamos a asumirla con alegría”, resalta Camino, al tiempo de desear al pueblo dominicano felices Pascuas de Resurrección.