viernes, enero 27

Sector hotelero español continúa afectado por COVID-19

habitacion de hotel
Habitación de Hotel Pixabay

MADRID, (Xinhua) — La enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19) sigue teniendo un efecto muy negativo en el sector hotelero español, a pesar de que el estado de alarma concluyó y la libre circulación en el país regresó a finales de junio.

El sector turístico mostraba optimismo de que la actividad se recuperara en julio, sin embargo, un informe publicado hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE) de España arrojó que la ocupación hotelera aún está muy por debajo de su capacidad, ya que los turistas extranjeros no llegaron y el número de turistas nacionales estuvo por debajo de los niveles normales en el séptimo mes del año.

Más noticias:   Daños en negocios en Manhattan tras protestas por muerte afroamericano, superan los 100 mil dólares

El INE informó que las pernoctaciones en hoteles cayeron un 73,4 por ciento en julio respecto al mismo mes de 2019, con un total de 11,5 millones. Un total de 4,3 millones de turistas se alojaron en hoteles españoles en julio, con 3,2 millones de nacionales españoles, y sólo 1,1 millones de visitantes extranjeros.

El bajo número significa que sólo el 62,5 por ciento de los hoteles de España se molestaron en abrir, y casi uno de cada tres eligió permanecer cerrado, a pesar del fin de las restricciones y de que en teoría continúa la temporada alta de vacacionistas.

Esto tiene un efecto en cadena sobre los puestos de trabajo, con una caída del 59,3 por ciento en la plantilla ocupada en el sector.

Más noticias:   Energía solar se consolida en Brasil

Los hoteles también bajaron sus precios en un esfuerzo por ser más atractivos en un momento en que muchas personas prefieren quedarse en apartamentos, acampar o viajar a segundas residencias, en lugar de arriesgarse a quedarse en un hotel.

De acuerdo con el INE, la estadía promedio fue de sólo 2,7 noches por viajero, a pesar de que los establecimientos bajaron los precios en un 8,2 por ciento en comparación con julio de 2019.

Los destinos turísticos tradicionales de Andalucía, Cataluña y la Comunidad Valenciana fueron los más populares para los españoles, pero incluso allí las tasas de ocupación cayeron 46, 48 y 60,2 por ciento, respectivamente, mientras que las Islas Baleares fueron más populares entre los visitantes extranjeros.