domingo, agosto 14

¿Quién fue la soprano lírica Anita Pastor?

Anita Pastor fue la figura dominicana de mayor incidencia internacional del pasado

Por José Rafael Sosa especial para Noticia.do

Anita Pastor. Nació 30 noviembre 1904. Expiró el 27 de febrero de 1987 en Santiago. Soprano Lírica.

Ella representa el olvido más imperdonable de la historia del arte vocal dominicano, incluidas autoridades culturales de todos los gobiernos, historiadores del arte popular y los periodistas de arte (exceptuando Video Cine Palau y Camino Real, único que la ha reivindicado) que no han reconocido que se trata de la primera figura dominicana que hizo una trayectoria internacional.

Es probablemente la figura dominicana de mayor incidencia internacional del pasado que ha recibido menos atención en el país.

También te puede interesar  PRM ratifica respaldo a las elecciones del 15 de marzo

Fue, nada menos que la que le dio la oportunidad a Eduardo Brito, a quien conoció siendo un limpiabotas y le pidió que asistiera a una audición, siendo apenas un muchacho.

Ingresó a la Compañía (española) Teatral Sánchez, Peral y Chávez para reparar algunos vestidos de las figuras actuantes, ya que tenía mucha habilidad manual.

Anita Pastor estudió en Europa baile, actuación y canto

anita pastor
Anita Pastor, foto tomada del vídeocine Palau

El director y dueño de la compañía reparó en ella que cantaba mientras reparaba y percibió su talento, Caso con ella. Y le pidió ingresar al elenco.

En Europa, Anita Pastor, estudió baile, actuación y canto. Hablaba 5 idiomas. Se presentó en Bélgica, Alemania, Egipto, (el teatro Kit Kat, ante el Rey Faruk), Roma ante la Legión de Honor de Francia (con Charles De Gaulle en primera fila) , recorrió los países de América. Regresó al país y se dedicó a ser empresaria radial.

También te puede interesar  Mujer muere de rabia por mordida de Jurón

Anita Pastor, no dejó grabaciones porque decía que no cambiaría nunca los aplausos del público por el impacto silente individual de una persona escuchando una grabación. Fue claramente un error suyo.