domingo, mayo 31Noticias República Dominicana de ultima hora

Mi nuevo internamiento y la prueba del Covid-19

negro veras
Ramón Antonio Veras (Negro)

Por: Ramón Antonio Veras.

1.- El día 29 de marzo próximo pasado, hice una declaración pública con el título: “Las causas que motivan mi confinamiento”. Esta información la formulé en vista de un internamiento que fui objeto el día 24 de marzo, próximo pasado, a causa de que sentí que no estaba respirando normal.

2.- En la citada publicación precisé, entre otras cosas: “Estoy clarito. No me puedo equivocar con mis contrarios que son sumamente peligrosos, y a los cuales identifico así: primero, la tercera edad que es una contendiente permanente e inseparable; segundo, el problema respiratorio que es un hostil sistémico y, tercero, el coronavirus, un enemigo desconocido pero con signos de terrorífico, alevoso, perverso, sinuoso, traidor, disociador y enigmático”.

3.- Ahora, nuevamente, el pasado día miércoles 1 de abril, advertí complicaciones respiratorias por lo que, por separado, consulté a dos médicos especialistas neumólogos, y ambos me prescribieron medicamentos que después de hacer uso de los mismos noté una leve mejoría.

4.- Al día siguiente, jueves 2 de abril en curso alrededor de las nueve horas de la mañana, volví a sentirme los mismos síntomas del día anterior, lo que me impulsó a llamar a dos de mis neumólogos, los cuales me indicaron proceder a nebulizarme, algo que ya estaba haciendo por mi propia cuenta. Además, uno de los especialistas me sugirió que gestionara la realización de una tomografía del tórax y una prueba del COVID-19.

5.- Procedí a cumplir con las instrucciones del estudio radiológico, de laboratorio y a internarme como me lo había sugerido uno de los galenos. Ese mismo día jueves 2 de abril, fui ingresado permaneciendo en una habitación en aislamiento hospitalario a la espera de los resultados de la prueba del COVID-19, la que a la postre resultó negativa.

6.- Aclaro que accedí a efectuarme la citada prueba, aunque tenía el convencimiento de que no estaba contaminado, por el absoluto confinamiento que he llevado a cabo desde antes de la declaración de aparición en el país del coronavirus.

7.- En el curso del día de hoy, domingo 5 de abril, fui dado de alta y me encuentro en mi casa para continuar cumpliendo con mi aislamiento social, ya que no escapo a ser atacado por ese apocalíptico y sigiloso enemigo de la humanidad, el COVID-19.

8.- Es mi deseo por este medio aprovechar la oportunidad para dar testimonio de mi agradecimiento por las atenciones de que fui objeto por funcionarios del Ministerio de Salud Pública en la ciudad de Santiago de los Caballeros, y la preocupación de mis médicos interno y externo Nicolás Batlle Pórtela y Julio Burdiez, quienes se mantuvieron en permanente atención a mi estado de salud.

9.- Por último, me llena de satisfacción hacerles saber a mis familiares, amigas y amigos en el país y en el extranjero, los cuales informados de mí estado de salud se preocuparon por llamarme y transmitirme su calor solidario. Me sentí sumamente bien con sus mensajes.

Santiago de los Caballeros,

5 de abril de 2020.