Mejora tu piel con la pasta de dientes y bicarbonato de sodio: una solución económica y efectiva