jueves, diciembre 1

Lluvias hacen suba caudal presa Tavera

Las lluvias de las últimas horas se deben a un sistema frontal y una vaguada

SANTIAGO.- Las lluvias registradas ayer en esta zona provocaron un ligero aumento en el embalse de la presa de Tavera, mientras que suman dos las viviendas colapsadas en esta ciudad, como consecuencia de esos aguaceros.

Desde la gerencia de relaciones públicas de la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santiago se informó que dicho embalse amaneció hoy con un registro de 318.75 metros sobre el nivel del mar.

Antes de comenzar las precipitaciones pluviales desde la tarde del pasado lunes y que todavía este miércoles persisten aunque con menor intensidad y frecuencia, en la presa se registraban 318.35, por lo que en las últimas horas se ha incrementado en .40 metros.

Más noticias:   Hermanitos mueren durante incendio en Maco Tibio de Moca

De igual manera se dio a conocer que en estos momentos se registra una entrada al embalse de alrededor de 115 metros cúbicos por segundo de agua, lo que hasta el momento no representa ningún peligro, en vista de que su cota máxima es de 327 metros sobre el nivel del mar.

Viviendas afectadas por las lluvias

presa de tavera
Presa de Tavera, foto archivo

Por otra parte, una segunda vivienda resultó parcialmente afectada la tarde de ayer en el barrio Yagüita de Pastor, de aquí, con lo que suman dos las viviendas dañadas como consecuencia de las lluvias.

Dicha casa, propiedad de Fátima Rodríguez Rodríguez, sufrió daños de consideración, al ser afectada por el desprendimiento de una gran cantidad de tierra, proveniente de un barranco ubicado en su lado izquierdo.

Más noticias:   Sembrar confianza en la conciencia popular

Horas antes ocurrió algo similar en el sector La Terracita, con una casa donde residían cuatro personas.

Francisco Arias, subdirector nacional de la Defensa Civil con sede en esta ciudad, informó esta mañana que hasta el momento no se han producido desgracias personales y recomendó a las personas que viven cerca de ríos, arroyos y cañadas mantenerse a la expectativa, ante posibles crecidas.

Fundamentalmente Arias dirigió su alerta hacia los ocupantes de las riberas del arroyo Gurabo y la cañada del Diablo, lugares más vulnerables aquí cuando se producen esos eventos climatológicos.