Jueces condenan a 30 años a dos hombres por crimen

Palacio de Justicia y fiscalia de Santiago

Los dos hombres son acusados de matar a otro a golpes

Palacio de Justicia y fiscalia de Santiago
Palacio de Justicia de Santiago

SANTIAGO .- Los jueces del Tercer Tribunal Colegiado de esta jurisdicción, atendiendo a una solicitud de la Fiscalía de Santiago, condenaron a 30 años de reclusión mayor a dos hombres hallados culpables de provocarle la muerte a golpes a otro, en un hecho ocurrido en enero del 2019. 

La sentencia condenatoria fue emitida contra los hermanos Sandy Espinal Capellán y Ariel Espinal Capellán, quienes se asociaron para matar, previa planificación, a la víctima Octavio Antonio Rodríguez Torres (Tabo), en el paraje Los Montones, del municipio San José de las Matas, en Santiago.  

La decisión adoptada por el colegiado, integrado por los jueces José Rafael D’ Asís, Deyanira Méndez y Yasmín de los Santos, acoge en todas sus formas la acusación formulada por la Fiscalía de Santiago. 

Más noticias:   Al menos 4 muertos en accidentes de tránsito

En el curso de la investigación el Ministerio Público pudo establecer que los acusados violentaron los artículos 265, 266, 295, 297, 302, 379 y 382 del Código Penal Dominicano, en tanto que se constituyeron en asociación de malhechores para cometer asesinato y robo agravado, en un crimen seguido de otro crimen en perjuicio de la víctima.  

Ante el jurado, el fiscal litigante Elvin Ventura presentó la relación de hechos sucedidos previo y posterior al asesinato de Rodríguez Torres, sustentando con pruebas que los acusados se asociaron y planificaron matar a la víctima, a la cual luego despojaron de dinero en efectivo.  

Detalló que los hermanos buscaron a un adolescente de 15 años, al cual intentaron convencer de participar en el crimen. Sin lograrlo, se dirigieron a la casa de Rodríguez Torres y le infirieron un primer golpe en la cabeza con el cual lo inhabilitaron.  

Más noticias:   Mujer resulta herida en confuso incidente

A seguidas, arrastraron al hombre a una zona baldía y oscura donde continuaron golpeándolo en la cabeza, hasta provocarle la muerte.  

La acción judicial se inició con la denuncia que interpuso la familia de la víctima y más tarde con la ejecución de las órdenes de aprehensión número 1253-2020 y 1254-2020 con las que se procedió con los arrestos.