sábado, enero 22Noticias República Dominicana de ultima hora

Iglesia considera dolorosa y triste realidad por covid-19

Camino
camino

SANTIAGO.- Para el Arzobispado de Santiago es una dolorosa y triste realidad que se vive en el país, por lo que estima son las consecuencias de lo que considera ha sido un relajamiento de las medidas preventivas para frenar el covid-19.

Su planteamiento en ese sentido aparecerá en el editorial de la edición del próximo domingo del semanario Camino, su órgano de difusión escrito, con el título de “No perdamos más tiempo”.

“Hemos visto cómo en las últimas semanas el número de contagiados y fallecidos ha crecido  tanto que nos llenamos de pánico”, precisa el semanario especializado en temas religiosos. 

Define como una actitud irresponsable de un segmento importante de la población, la razón fundamental por la que la pandemia se ha multiplicado en el país en las últimas semanas.

También te puede interesar  Temo dice PLD fortalecido tras renuncias

Dice que muchos dominicanos no han entendido que el covid-19 no es una fantasía “lo que nos ha llevado a esta crisis sanitaria de consecuencias impredecibles”.

“La falta de una ciudadanía responsable se nos aleja cada día más y el entierro de los valores que dan sentido a nuestra existencia está impidiendo la resurrección de nuestro pueblo”, remarca Camino en su editorial del domingo.

Para el vocero escrito del Arzobispado de aquí “solo una conducta dislocada a nivel individual y colectiva puede explicar que tengamos cerca de 50 mil contagiados”.

“Este  dato espantoso debe llevar a las presentes y próximas autoridades a unir esfuerzos y voluntades, para detener esta pandemia que tanto dolor y llanto va dejando en decenas de hogares dominicanos”, razona Camino.   

También te puede interesar  Juez dicta prisión preventiva contra presidente FED

Por eso, estima que llegó  el momento de actuar con mayor celeridad y que deben tomarse las medidas que sean necesarias para evitar que el virus continúe propagándose.

“En otras naciones han entendido el riesgo que supone seguir dilatando las acciones a tomar y, gracias a ese control oportuno, comienzan a ver días  más  luminosos y esperanzadores”, concluye.