domingo, enero 29

Cuba vigila curso de tormentas tropicales Marco y Laura

tormentas tropicales marco y laura

LA HABANA, (Xinhua) — Las autoridades de Cuba mantienen hoy una estrecha vigilancia sobre el curso por el Caribe de las tormentas tropicales Marco y Laura, las cuales tendrán influencia sobre casi todo el territorio del país.

La Defensa Civil (DC) cubana emitió el viernes un aviso de alerta temprana ante la posibilidad de que el paso de ambos fenómenos climatológicos tuviera impacto sobre el sur de Cuba, en el caso de Marco, y sobre el norte, con Laura.

Marco, cuyas lluvias asociadas se sienten en la provincia cubana de Pinar del Río, en el extremo occidental del país, avanza hacia la costa este de la Península de Yucatán, en México, y se aleja de Cuba.

Por su parte, Laura, cuya intensidad ha disminuido ligeramente, avanza hacia el oeste con amenaza directa a Puerto Rico.

La Defensa señaló que en ambos casos los territorios afectados deben «mantener la vigilancia sobre el desarrollo de esos eventos por las afectaciones que pudieran originar especialmente las lluvias».

Más noticias:   Danilo Medina va a Puerto Plata; constata daños por las lluvias

Sobre la trayectoria de Laura, apuntó que «aunque existe incertidumbre en su trayectoria se debe prestar atención a su evolución, apreciándose la posibilidad que desde la mañana del domingo comiencen a aproximarse al extremo oriental de Cuba las áreas de lluvias».

Al encabezar el viernes la reunión diaria del Grupo Temporal de Trabajo del gobierno para el control de la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19), el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, intercambió con el Estado Mayor de la DC sobre la necesidad de dar seguimiento a ese complejo escenario meteorológico.

«Hay que contactar con cada una de las provincias para ir alertando y comprobando qué nivel de puntualización se ha hecho sobre las medidas para proteger a la población», señaló el mandatario.

En la reunión, el jefe de la DC, general de división Ramón Pardo, comentó acerca de Laura, que el escenario actual es más más complejo, ya que se une la situación meteorológica con la pandemia y, por esto, no se puede resguardar en los centros de evacuación la misma cantidad de personas que en otros momentos.

Más noticias:   Invasión de EEUU a Panamá deja trauma aún no superado

«Hay que mantener el aislamiento físico y extremar las medidas higiénicas y sanitarias», apuntó.

Desde el pasado 1 de junio y hasta el 30 de noviembre ocurre la temporada ciclónica en esta zona geográfica, que abarca el área oceánica del Atlántico Norte, el mar Caribe y el Golfo de México.

Los expertos del Instituto de Meteorología de Cuba (Insmet) pronosticaron la formación de 15 ciclones tropicales en toda la cuenca del Atlántico Norte, ocho de los cuales podrán alcanzar la categoría de huracán.

Se prevé que del total de ciclones tropicales, 10 se desarrollarán en el área oceánica del Atlántico, dos en el Caribe y tres en el Golfo de México.

La jefa del Centro de Pronósticos del Insmet, Miriam Teresita Llanes, señaló que en una temporada ciclónica en la cuenca del océano Atlántico como promedio se forman 12 ciclones tropicales con nombre, es decir tormentas tropicales más huracanes, cifra que no contabiliza los organismos subtropicales.

Más noticias:   Juez ratifica coerción cura acusado muerte exmonaguillo

Para esta temporada, el Comité de Huracanes de la Organización Meteorológica Mundial aprobó una lista de nombres para denominar a los ciclones tropicales.

La actual lista incluye Arthur, Bertha, Cristóbal, Dolly, Edourd, Fay, Gonzalo, Hanna, Isaías, Josephine, Kyle, Laura, Marco, Nana, Omar, Paulette, Rene, Sally, Teddy, Vicky y Wilfred.

Cada temporada existe una relación de 21 nombres, confeccionada con antelación por orden alfabético en los idiomas inglés, francés y español, que se repite cada seis años.

Los ciclones tropicales se clasifican de acuerdo con la velocidad de los vientos máximos sostenidos promediados en un minuto.

De esa forma, son depresiones tropicales, los que tiene vientos inferiores a 63 kilómetros por hora; tormentas tropicales de 63 a 118 kilómetros por hora; y huracanes con 119 o más kilómetros por hora.