Caso Calamar será conocido en tribunal incompetente

Caso Calamar será conocido en tribunal incompetente

Al menos 20 personas se encuentran sometidas a la justicia en el caso Calamar

Santo Domingo. –El abogado Manuel Sierra consideró que donde se conocerá la medida de coerción del denominado caso Calamar es un tribunal incompetente, porque se está actuando partiendo del principio de remisión y que donde se deben de conocer los delitos sobre asuntos electorales es en el Tribunal Superior Electoral.

“La Ley Electoral 33-18 señala con toda claridad dónde deben ir los delitos de financiamiento electoral. Pero, hay un problema, una laguna jurídica y lo que se impone conforme a lo establecido por el legislador, es una sanción económica, una multa”, manifestó Sierra.

El abogado indicó que el Ministerio Público vinculado a la corrupción al parecer pretende buscar más de lo que el propio legislador ha creado y que, a su entender, el Ministerio Público que lleva el caso no es el competente para el caso, sino el vinculado a los asuntos electorales.

Destacó que se está haciendo una expansión penal y se asumen unos tipos penales por remisión olvidando del principio de especialidad, que es cuando hay una ley especial y se impone por encima de la ley general.

Más noticias:   Para votar en el exterior es necesario un registro voluntario previo

Tribunal Superior Electoral

Entrevistado en el programa Toque Final con Julio Martínez Pozo, que se transmite por Antena 7, el abogado reiteró que se trata de un proceso cuyo móvil, señalado por el Ministerio Público, es que se trata de un financiamiento de campaña política, por tanto, el tribunal natural para conocer delitos que tienen que ver con asuntos electorales es el Tribunal Superior Electoral

En ese sentido, dijo que ese tribunal tiene un Ministerio Público Electoral, por tanto, no puede ser el Ministerio Público vinculado a la persecución contra la corrupción ni el de la persecución de los miembros de ese organismo.

Destacó que la Procuraduría Especializada de la Corrupción Administrativa (Pepca)  es la institución encargada de perseguir la corrupción administrativa y Yeni Berenice es la encargada de la Dirección General de Persecución del Ministerio Público.

Más noticias:   Diputados siguen debates proyecto del Código Penal

 “El propio estatuto 133-11 del Ministerio Público, la Ley Orgánica, señala cuál es el papel fundamental que tiene que jugar cada uno de esos actores y creo que hay una distorsión en ese sentido”, afirmó.

Precisó que se evidencia una seria división en la Procuraduría General de la República, evidente debido al “rosario de cartas” difundidas en los últimos dos años por la propia procuradora Miriam Germán Brito y que al buen entendedor pocas palabras le bastan.

Policía Nacional

Caso Calamar será conocido en tribunal incompetente

Sobre las manifestaciones pacíficas del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) que culminaron con el lanzamiento de bombas lacrimógenas al patio de su Casa Nacional por miembros de la Policía Nacional, consideró que “es un comportamiento histórico que tiene la Policía en romper los protocolos que debe seguir cuando se trata de este tipo de concentración”.

Calificó el hecho como un poco exagerado porque los derechos fundamentales hay que garantizarlos y la Policía es un cuerpo establecido para la protección de los ciudadanos, no para humillarlos ni maltratarlos.

Más noticias:   Árbol derriba línea 69 kilovatios en Puerto Plata

Dijo que hasta que en el país en algún momento no se someta y se condene a un jefe de la Policía se seguirá teniendo ese tipo de comportamiento totalmente contrario a los mandamientos constitucionales.

“Yo creo que los directores de la Policía y de Interior y Policía tendrán que aprenderse la Constitución de alguna forma y todo lo que tiene que ver con tratados de los que la República Dominicana es signataria, que garantizan y protegen los derechos de los ciudadanos”, expresó.

Recordó, además, que protestar es un derecho fundamental legítimo que tienen los ciudadanos.  “El papel de la Policía es sencillamente tratar de bloquear y evitar que los ciudadanos atenten contra los demás, pero cuando es la Policía la que genera este tipo de comportamientos deja mucho que decir», expresó.