sábado, agosto 13

Advierten brotes de COVID-19 y otras enfermedades

Sobre los brotes advirtió la OMS

OMS

GINEBRA, (Xinhua) — La Organización Mundial de la Salud (OMS) hizo hoy una advertencia y pidió prepararse para brotes simultáneos de COVID-19 y otras enfermedades respiratorias durante la próxima primavera.

La doctora Maria van Kerkhove, del Programa de Emergencias Sanitarias de la OMS, dijo en una rueda de prensa que esto podría ocurrir a medida que las interacciones entre las personas aumentan, y a medida que otros patógenos respiratorios, como el virus de la influenza, circulan en primavera.

La semana pasada se reportaron a la OMS más de 15 millones de nuevos casos de COVID-19 en todo el mundo, por mucho el mayor número de casos reportados en una sola semana. Esto ha sido impulsado por «la variante Ómicron que está reemplazando rápidamente a Delta en casi todos los países», señaló el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

También te puede interesar  Tirotean comando campaña PLD Nagua

Por otra parte, el número de decesos reportados cada semana se ha mantenido estable desde octubre del año pasado con un promedio de 48.000 fallecimientos.

Aunque el número de pacientes hospitalizados se está incrementando en la mayoría de los países, esto no se encuentra en los niveles vistos en olas anteriores. Es probable que esto se deba a una menor severidad de Ómicron y a la inmunidad generalizada derivada de la vacunación o del contagio previo, añadió.

«Seamos claros: aunque Ómicron causa una enfermedad menos grave que Delta, sigue siendo un virus peligroso, principalmente para los no vacunados», dijo el jefe de la OMS.

También te puede interesar  Mueren en fuego mujer, hija y sobrina

La organización ha advertido constantemente que el gran volumen de casos está imponiendo una pesada carga a los sistemas de salud.

«Tendremos que ver qué ocurre a medida que este virus evoluciona», dijo Van Kerkhove, quien advirtió sobre futuros brotes entre los no vacunados y quienes no están bien protegidos.

La enfermedad grave y la muerte pueden reducirse con vacunación, así como mejorando la atención clínica, dijo. Sin embargo, esto realmente depende de la naturaleza de las intervenciones.